Encogimiento de una cuerda

Encogimiento de una cuerda para trabajos en altura

A la hora de elegir una cuerda para trabajos en altura, además de conocer el encogimiento de una cuerda, debes conocer el tipo de cuerda que se va a utilizar conforme a la utilidad que se va a llevar a cabo.

Un aspecto poco conocido es la característica del encogimiento de una cuerda. Una vez que salen de la bobina y con el tiempo de uso, sufren esta alteración. 

La razón es que debido a la materia prima con la que se fabrican las cuerdas semiestáticas, se produce un encogimiento de la cuerda a lo largo de su vida útil.

El agua es el elemento mas importante e influyente en el el encogimiento de una cuerda, debido a que la cuerda al entrar en contacto con el agua y el posterior secado natural de la misma, lleva a cabo un proceso químico que hace que se retraigan las cuerdas y disminuya su extensión.

Un buen consejo a la hora de poner en funcionamiento una cuerda semiestática de trabajo es humedecerla previamente al desarrollo del trabajo para que se produzca ese encogimiento de la misma y las fibras se agarren mas al alma de la cuerda.

El encogimiento de una cuerda semiestática del mercado suele rondar entre un 4-8% de su longitud a la hora de entrar por primera vez en contacto con el agua. Por ello mismo, si hacemos un cálculo, una bobina estándar de 200 metros puede llegar a disminuir su tamaño en 16 metros.

Hay fabricantes como KORDA`S que establecen su conformidad de que su producto encoge entre un 1-2% en el ciclo de mojado-secado que se produce en las primeras veces.

En la gráfica se muestra la comparación de las cuerdas semiestáticas KORDA ́S con referencia a otros fabricantes, que en los primeros ciclos de mojado-secado el resto de fabricantes muestran un mayor encogimiento, sin embargo, en los siguientes ciclos la cuerda KORDA`S, aunque siguen encogiendo, lo hacen con menor intensidad.

A la hora de valorar la gráfica, debemos tener en cuenta que los valores de encogimiento de una cuerda que los fabricantes facilitan en las instrucciones de uso son muy inferiores a los reales debido a que la prueba de encogimiento se realiza sin secar la cuerda tal como indica la norma.

Como veis, no solo es importante la elección de la cuerda, también lo es, saber cómo van a funcionar y comportarse tanto en situaciones de trabajo como en situaciones de reposo, y conocer los efectos de los elementos hacia ellas.

Gracias por leernos.

DEJA UN COMENTARIO

  Acepto la política de privacidad
AUTOR
Autor del blog SAME - Mejorando el espacio

Somos una empresa formada por profesionales y especialistas en trabajos verticales, comprometidos con el trabajo bien hecho y el amor por los detalles.

Desarrollamos trabajo de albañilería, soldadura, fontanería, mantenimiento, reparación y pintura, principalmente sobre edificios, naves o casas particulares.

SÍGUENOS
La seguridad nuestra mayor preocupación
Protección de altura