Trabajos en cubierta

La planificación de los trabajos en TRABAJOS EN CUBIERTA LO IMPORTANTE ES BAJAR CON VIDA

(Parte 4) Antes de comenzar, hay que realizar una planificación de los trabajos en cubierta para llevar a cabo las medidas preventivas y la metodología de actuación en el trabajo proyectado.

El mero hecho de querer entrar en competencia y disminuir plazos de trabajo hace que toda la planificación de los trabajos en cubierta antes de la actuación se desestime y de lugar a la improvisación. Esta improvisación está detrás de muchos accidentes de caída desde las cubiertas. Por ello es esencial una planificación de todos los riesgos y una vez contemplados, saber como solventarlos. Este paso es previo para que puedan realizarse de forma segura.

La determinación de un orden racional de los trabajos, incluyendo las medidas preventivas a adoptar para trabajar de forma segura, definen el procedimiento de trabajo para desarrollar la actividad en esa cubierta, haciendo una descripción de las tareas, el método de ejecución, quien las llevara a cabo y la actuación en caso de emergencia. Cada procedimiento de trabajo debe adaptarse para cada caso y por ello debe usarse la información previamente recopilada sobre la misma.

Al trabajar en una cubierta siempre debe valorarse de entrada la posibilidad que haya de no acceder a la misma y por lo tanto realizar los trabajos de forma segura sin desembarcar de ella. Por ende, se reducirá de forma considerable el riesgo de caída en altura.

Trabajos en cubierta

Una vez evaluado el acceso a la cubierta y observada la necesidad de trabajar sobre ella sea relevante, debemos estudiar de qué forma se va a llevar el desembarco de los trabajadores y de cómo se pisara la cubierta. El acceso de escaleras fijas en un edificio es más seguro que la utilización de un equipo de trabajo temporal en altura como pudiese ser una línea de anclaje temporal EN 795:2012 clase B. Es mas aconsejable el uso de andamios o torres de acceso con las plataformas y pasarelas homologadas que las escaleras de mano.

Otro aspecto relevante y muy importante a tener en cuenta es el peso que es capaz de resistir la cubierta, ya sea de trabajadores, materiales, equipos instalados... Debe asegurarse de qué peso es capaz de soportar esa cubierta en la fase previa de recopilación de información y asegurarse de que no va a superar en ningún momento el peso soportado.

Aun así, los trabajadores, equipo y material se distribuirán por distintas zonas de la cubierta para evitar la sobrecarga en ningún punto.

Es muy importante que la cubierta cuente con unas protecciones permanentes de protección frente a caídas por el borde de la misma y frente a posibles hundimientos que puedan producirse por pisar en zonas de fragilidad o elementos frágiles. Lo habitual es que estas medidas no existan en la mayoría de las cubiertas. El contratista podrá tener la formación especifica para instalar estas medidas o bien contratar a una empresa que pueda instalar las protecciones colectivas, ya sean temporales durante el tiempo que dure la obra o permanentes y seleccionando los EPI adecuados a la hora de llevar a cabo el trabajo.

SI tenemos en cuenta lo que dice la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos, las protecciones colectivas son prioritarias a las individuales. EN caso de no utilizarlas debe estar justificada por cuestiones técnicas o de seguridad. Pueden ser: barandillas, redes o rejillas metálicas cubre lucernarios

Trabajos en cubierta

En cambio los sistemas de protección individual contra caídas en altura es una forma complementaria a las protecciones colectivas, en caso de que estas no hayan podido eliminar completamente el riesgo de caída de altura. El objetivo de estos sistemas es el de prevenir o detener las caídas libres y constan de un dispositivo de presión del cuerpo, como puede ser un arnés anticaídas, que se conecta un dispositivo de anclaje mediante un sistema de conexión.

La selección, instalación y comprobación de la resistencia de un dispositivo de anclaje regulado por la norma UNE EN 795:2012, debe ser realizada por personal cualificado y experiencia en estas actuaciones. Un error de elección o cálculo puede dar lugar a un accidente mortal.

En caso de cubiertas con un grado de inclinación del 30º, deberán utilizarse técnicas de acceso y posicionamiento con cuerda (trabajos verticales), realizándose estas técnicas siempre de forma segura. Las técnicas verticales requieren una alta especialización, consistente en un sistema de acceso y posicionamiento mediante cuerdas EN 1284-A:2006, que permiten al trabajador salir y acceder del lugar de trabajo en tension o suspension.

Es muy importante establecer previamente el itinerario que deben seguir los trabajadores para realizar los trabajos en cubierta. La protección debe estar previamente definida y con el fin de evitar sobrecargar determinadas zonas de cubierta y pisar zonas frágiles. También se fija el numero de usuarios máximo que deben conectarse a la misma linea de anclaje EN 795:2012, por lo que se debe consultar la información facilitada por el fabricante y el certificado de instalación de dicha linea.

Trabajos en cubierta

¿Qué otros factores se deben tener en cuenta en la planificación de los trabajos en cubierta?

No se debe pensar o dar por hecho que el pisar en las zonas de cercas, vigas u otros elementos estructurales sirvan como zonas de transito, ya que al pisar fuera de ellos puede dar lugar a rotura de la cubierta o caída del trabajador.

Sólo se permanecerá en cubierta el tiempo estrictamente necesario durante el periodo de duración de los trabajos y es importante no estar en cubierta para almorzar, fumar o descansar. Deben programarse periodos de paisa programados y en la localización adecuada.

Debe saberse antes de empezar los trabajos cómo elevar y retirar el material de la cubierta y cómo trasladarlo a otro punto de la misma. En caso de transportar herramientas, se hará por medio de portaherramientas adecuados que permiten tener las manos libres.

En caso de que los trabajos en cubierta coincidan con otra actividad empresarial o afectar a residentes del edificio, deben señalizarse las zonas de riesgo y balizar el area de trabajo, evitando el paso de personas no autorizadas.

A veces son las condiciones meteorológicas como hielo, nieve, lluvia o viento excesivo las que pueden modificar las circunstancias de trabajo, incrementando las posibilidades de sufrir un accidente en cubierta. Por ello se evitará trabajos a primera hora de la mañana y en días cálidos, que coincidan en horas centrales del día. Estas causas meteorológicas pueden agravar las circunstancias de trabajo, por ejemplo, en cubiertas metálicas, provocando la alteración de la resistencia de los materiales.

En caso de emergencia, deben preveerse las actuaciones ante posibles emergencias, como el método de evacuación en caso de caída por el borde o hundimiento de la cubierta y quedar suspendido del arnés. Es importante la reacción y la capacitación de rescate, ya que el trabajador puede sufrir daños graves e irreparables si no es rescatado en pocos minutos. Por lo que los medios de acceso para rescatar al trabajador accidentado y el procedimiento a seguir en caso de llevar a cabo el rescate. EL trabajador rescatador debe estar convenientemente formado e informado sobre el procedimiento.

El procedimiento de trabajo deberá ser escrito y servirá de base para informar a los trabajadores y de documento de consulta para cualquier trabajador.

DEJA UN COMENTARIO

  Acepto la política de privacidad
AUTOR
Autor del blog SAME - Mejorando el espacio

Somos una empresa formada por profesionales y especialistas en trabajos verticales, comprometidos con el trabajo bien hecho y el amor por los detalles.

Desarrollamos trabajo de albañilería, soldadura, fontanería, mantenimiento, reparación y pintura, principalmente sobre edificios, naves o casas particulares.

SÍGUENOS
La seguridad nuestra mayor preocupación
Protección de altura