Presupuesto
Cascos de seguridad

Los cascos de seguridad

En el post de hoy os explicamos qué son los cascos de seguridad o cascos de trabajo, de qué materiales están hechos, cómo están diseñados y qué características deben tener para amortiguar los posibles golpes que se puedan causar ante la caída de objetos sobre la cabeza al realizar trabajos en altura o trabajos verticales.

¿QUÉ SON LOS CASCOS DE SEGURIDAD?

Los cascos de trabajo para la industria y construcción son los elementos que componen un equipo de seguridad en el trabajo, ya sea contra riesgos físicos generales o contra específicos, como pueden ser trabajos en altura o trabajos verticales. Están regulados por la norma UNE- EN 397:2012+A1:2012: “Cascos de protección para la industria.”, que anula y sustituye a la norma UNE-EN 397-A1:2000

La función principal de un casco de seguridad es la de proteger la parte superior de la cabeza del trabajador contra posibles lesiones que causasen la caída de objetos sobre la misma.

Cada casco de seguridad está formado por una carcasa, diseñada con un material duro y resistente. Lo mas común es que sea de plástico y de una terminación exterior suave y lisa, sin estrías, que dan la forma exterior del casco. Además, todo casco de seguridad para trabajos en altura o trabajos verticales tendrá incorporado en su interior una estructura de plástico y elementos textiles, ajustables tanto a nuca como a mentón, con el objetivo de conseguir la mejor colocación ergonómica del casco de seguridad respecto a las características de la cabeza del trabajador, consiguiendo fijar el casco de trabajo en la cabeza, aunque varíe la posición o realice giros de cuello, permaneciendo siempre estable, además de ayudar a la absorción de la energía que genera cualquier golpe. Las cintas textiles que forman parte del arnés del casco de trabajo ofrecen un soporte, ayudando también a absorber la energía cinética. Por último, también formará parte del arnés, el barboquejo o correa que se coloca debajo de la barbilla para ayudar a asegurar el casco de trabajo en la cabeza.

Es importante y vital, que el diseño del casco de seguridad cubra y rodee totalmente la cabeza por encima de los ojos en la mayor circunferencia horizontal de la cabeza. La parte de la nuca, tendrá un componente ajustable por debajo del plano de la diadema, que ayude a fijar el casco de trabajo.

Cascos de seguridad

Todos los cascos de trabajo deben tener un sistema de amortiguación o de absorción de los golpes. Estos sistemas de amortiguación, que recogen la fuerza generada por el golpe, en ocasiones suele ser una cámara de aire entre la parte superior de la cabeza del trabajador y la carcasa del casco, o en cambio, un recubrimiento de espuma ABS o polipropileno expandido junto a un acolchado protector. 

Bajo nuestro criterio técnico y los ensayos que hemos visto conforme a la norma, son más adecuados los cascos con este recubrimiento que no dejan distancia o aire en el interior del casco, ya que la fuerza de la caída del objeto, no se traslada hasta la parte del cuello o del trapecio.

Cascos de seguridad

Los cascos de seguridad podrán tener una ventilación exterior por medio de unos orificios situados en la carcasa, que permiten el aíre dentro del casco.

Cascos de seguridad

La mayoría de los cascos de seguridad tienen componentes o posibilidades de añadir complementos y piezas adicionales para poder adaptarlo a fines especiales: Protecciones auditivas, protección facial, fijación de frontales...



MATERIALES DE DISEÑO DE UN CASCO DE SEGURIDAD

A la hora de diseño y fabricación de un casco de seguridad, se deberán tener en cuenta aspectos muy importante como son los materiales que van a componer los cascos de seguridad.

Los materiales que compongan las partes que entren o puedan entrar en contacto con la piel, no deberán ser propensos a causar irritación o cualquier efecto negativo para la salud del usuario.

Los materiales utilizados para la construcción del casco de trabajo, deben ser de calidad duradera, es decir, sus características no deben sufrir alteración apreciable por influencia del envejecimiento o de las circunstancias de uso a las que normalmente se somete el casco de seguridad (exposición al sol, lluvia, frío, polvo, vibraciones, contacto con el piel, efectos del sudor o de productos aplicados sobre la piel o el cabello).

La carcasa del casco de trabajo:

✓ Debe tener una resistencia lo más uniforme posible.

✓ No debe reforzarse especialmente en ningún punto.

✓ Los dos puntos anteriores, no limitan ni excluyes un posible aumento gradual del espesor de la carcasa o de las nervaduras o de los medios de sujeción del arnés o los accesorios, pero sí que excluye otros refuerzos muy localizados.

✓ Debe cubrir la parte superior de la cabeza y extenderse hacia abajo al menos hasta el nivel del borde superior de la banda para la cabeza en la parte delantera del casco.

El material que componen los cascos de seguridad deben ser lo más ligeros posible sin perjudicar la resistencia y eficiencia del diseño del mismo. Ninguna parte del casco de trabajo debe tener bordes afilados que sobresalgan y la superficie exterior de la calota debe tener un acabado liso.

Para aquellas partes del arnés del casco de trabajo que entren en contacto con la piel, no se deben usar materiales que se sabe que causen irritación. Para los casos en los que el casco de seguridad se componga o tenga partes que se componen de un material que no es de uso general, se debe buscar asesoramiento sobre su idoneidad antes de su uso.

Conforme a la norma UNE-EN 397:2012+A1:2012 se recomienda la provisión de una banda para el sudor para mejorar la comodidad del usuario. Los materiales del interior del casco de trabajo deben ser absorbentes y debe cumplir con los siguientes requisitos:

✓ Espesor: 0,8 mm mínimo.
✓ Valor pH: 3,5 mínimo.
✓ Contenido de material lavable: 6 % máximo.
✓ Si es de cuero: proporción 4% a 12 %.

Para mejorar la comodidad del casco de seguridad, las cintas textiles deben estar fabricadas en un material que proporcione una adaptación óptima a la forma de la cabeza del usuario y es más aceptable con respecto a la transpiración y la irritación. El diseño del casco de seguridad debe prever el ajuste máximo del arnés dentro de la carcasa, para optimizar la comodidad del usuario.

Todos los dispositivos o componentes adicionales instalados en el casco de seguridad deben diseñarse de manera que sea poco probable que causen lesiones al usuario en caso de accidente.

En particular, no debe haber proyecciones metálicas o rígidas en el interior del casco de seguridad casco que puedan causar lesiones.

Cuando el casco de seguridad esté diseñado con costuras para asegurar el arnés a la carcasa, deben protegerse contra la abrasión.

Respecto a la ventilación, en concreto a los orificios ubicados en la carcasa del casco de trabajo que la permiten, deberá tenerse en cuenta que la ventilación puede mejorarse cuando se permita que el aire fresco que pueda ingresar por el casco de trabajo alrededor de su borde inferior, pueda salir a través de los orificios en la carcasa ubicada en el tercio superior de la misma.

Cascos de seguridad

El diseño del casco de trabajo en cuanto a su carcasa exterior, no debe haber bordes afilados, asperezas o salientes en ninguna parte del casco de seguridad. Tampoco con la incorporación de sus accesorios o dispositivos de fijación que estén en contacto total o potencial con el usuario, durante el uso del casco de trabajo, que pudiera ocasionar lesiones al trabajador.

En cuanto a las partes del casco de seguridad en la que se pueda realizar algún ajuste, adaptación o ser incorporada o quitada por el usuario con el fin de reemplazarla, deberá estar diseñada y fabricada de manera que facilite el ajuste, y la fijación sin la necesidad del uso de herramientas. Todo sistema de ajuste incorporado en el casco de seguridad se diseñará y fabricará de manera que no se ajuste incorrectamente sin el conocimiento del usuario en las condiciones de uso previsibles.

        

DEJA UN COMENTARIO

  Acepto la política de privacidad
AUTOR
Autor del blog SAME - Mejorando el espacio

Somos una empresa formada por profesionales y especialistas en trabajos verticales, comprometidos con el trabajo bien hecho y el amor por los detalles.

Desarrollamos trabajo de albañilería, soldadura, fontanería, mantenimiento, reparación y pintura, principalmente sobre edificios, naves o casas particulares.

SÍGUENOS
La seguridad nuestra mayor preocupación
Protección de altura