Uso, mantenimiento y vida útil de una cuerda

Mantenimiento y vida útil de una cuerda

Las cuerdas no lo soportan todo y en cualquier momento o situación pueden sufrir un desperfecto que pueda llevar a cabo su retiro de uso activo. 

¿Sabes cuál es el uso, mantenimiento y vida útil de una cuerda?

¿Cuál es la vida útil de una cuerda?

Debemos tener en cuenta que la vida útil de una cuerda, sea semiestática o dinámica, es muy variable ya que depende tanto de la frecuencia de su uso, así como del cuidado que se tenga sobre la misma.

Las cuerdas no lo soportan todo y en cualquier momento o situación puede sufrir un desperfecto que pueda lleva a cabo a su retiro de uso activo. Alguno de estos factores puede ser: el roce de dos cuerdas entre si en un solo mosquetón ya que provoca una fricción, la instalación sin mosquetones directamente en los puntos de anclaje, el descenso a toda velocidad que provoca un desgaste de los hilos, el roce con aristas o puntas... Son desperfectos o faltas que pueden ser imperceptibles a simple vista.

Por ello, el cuidado de las mismas y su uso, tiene que ser siempre bajo la responsabilidad de una persona con la formación y experiencia contrastada y adecuada que sepa tanto el funcionamiento como las reacciones que tiene la cuerda en todo momento.

La aplicación de cargas, el contacto con los elementos mecánicos, el roce con la roca ... son factores que deterioran progresivamente la cuerda y que hay que estar muy atento en diferentes momentos de su uso, ya sea previamente al trabajo como posteriormente, llevando a cabo una revisión manual y visual de cada metro de la longitud de la cuerda que se ha utilizado.

Las cuerdas, por las propiedades de las fibras sintéticas con las que están fabricadas, van perdiendo sus propiedades conforme al uso al que estén sometidas, aún llevando a cabo el almacenamiento adecuado de las mismas. Debemos tener en cuenta que el tiempo de almacenamiento de una cuerda antes de su uso, no tiene que ser superior a 4-5 años.

Una vida útil de una cuerda suele tener de 10-12 años a partir de la fecha de fabricación, aunque su uso haya sido muy reducido y tenga un buen aspecto de forma aparente.

Las cuerdas deben estar alejados tanto de productos químicos como ácidos, aceites, gasolinas, pinturas... ya que pueden debilitar considerablemente las fibras de las mismas. El momento de que la cuerda haya entrado en contacto con algún elemento sospechoso deberá retirarse de forma preventiva y consultar con el fabricante.

¿Cuál debe ser el uso de una cuerda?

1. Siempre que sea posible, es preferible que la cuerda sea transportada en una bolsa que pueda protegerla ante agentes externos como suciedad, luz del sol, humedad... antes que plegada en el exterior. Este método, alargará su vida útil y disminuirá su rizado.

2. Evitar trabajos sometiendo a tensión máxima a la cuerda o recuperar la cuerda cuando haya puntos de ésta que estén en contactos con aristas, metálicas o rocosas, o se encuentren rozando superficies rugosas.

3. Evitar la velocidad excesiva en los descensos ya que puede provocar la generación de temperaturas elevadas en las superficies mecánicas en contacto con la cuerda que dan lugar a fusiones en la funda de la cuerda, provocando su rigidez. Los descensores, ascensores y poleas auxiliares, suelen estar fabricados en acero inoxidable, material que transmite el calor y aumenta el problema. La solución, es el uso de descensores homologados y conforme a técnicas de descenso adecuadas.

4. Es imprescindible revisar la cuerda visual y al tacto antes y después de cada uso. Siempre pasar por la mano y así comprobar que no hay discontinuidad alguna. Siempre hay que examinar toda la cuerda mediante brazadas de medio metro conformando una circunferencia. Realizado este proceso, la cuerda debe disponerse suavemente sin puntos angulosos. La camisa debe estar en buen estado, sin fibras rotas, (mas conocidas como flores). Es una operación meticulosa pero necesaria siempre que se use una cuerda. En caso de duda de la seguridad que transmite la misma, la cuerda debe sustituirse inmediatamente por otra.


Uso, mantenimiento y vida útil de una cuerda

¿Qué mantenimiento tiene una cuerda?

En caso de suciedad de la cuerda, puede limpiarse cepillando con cuidado siempre en estado seco, con un cepillo sintético de cerdas suaves. En el caso de que la suciedad estuviese muy incrustada, deberá procederse a lavarse con agua fría y detergente siempre neutro, y frotándolo con un cepillo sintético

En caso de que se lleve a cabo por lavadora, caso que es menos recomendable, debe evitarse la centrifugación ya que aumentaría el rizado de la cuerda que normalmente provoca en la cuerda esta operación. Cualquier método de limpieza diferente estará prohibido por el fabricante.

En el caso de que la cuerda esté húmeda, bien por el lavado o por cualquier otro motivo, deberá secarse tendiéndola a la sombra, y determinantemente prohibido secarla con calor o a la luz del sol. 

La cuerda siempre deberá ser almacenada en un lugar fresco, seco y protegido de la luz solar.


DEJA UN COMENTARIO

  Acepto la política de privacidad
AUTOR
Autor del blog SAME - Mejorando el espacio

Somos una empresa formada por profesionales y especialistas en trabajos verticales, comprometidos con el trabajo bien hecho y el amor por los detalles.

Desarrollamos trabajo de albañilería, soldadura, fontanería, mantenimiento, reparación y pintura, principalmente sobre edificios, naves o casas particulares.

SÍGUENOS
La seguridad nuestra mayor preocupación
Protección de altura