Presupuesto
Prevención de riesgos laborales tras el efecto COVID-19

Prevención de riesgos laborales tras el efecto COVID-19

El efecto COVID-19 tendrá consecuencias sanitarias, sociales y económicas que todas ellas en su conjunto provocaran un efecto en cadena que desembocarán en cambios a nivel laboral en el ámbito de la prevención de riesgos laborales.

La prevención de riesgos laborales deberá ir un paso más de lo que venia desarrollándose hasta ahora debido a los nuevos escenarios que se le presentan. 

Habrá nuevas formas de relaciones internas y externas en las empresas, ya sea entre cliente y trabajador, como entre los mismos trabajadores.

No solo se deberá identificar el riesgo por medio de las evaluaciones tanto a nivel de cada puesto de trabajo, como en lo referente a su relación con el personal externo, ya que se debe establecer en la medida de que los estudios se desarrollen, cuáles son las fuentes de contagio y cómo cubrir los peligros potenciales que derivan de ellas. 

La detección rápida de las fuentes de contagio debe ser el punto de partida a partir del cual deben asentarse las actividades preventivas, y más en concreto, las evaluaciones de riesgos.

Es posible, que deban establecerse nuevos procedimientos de trabajo y de actuación para tratar de evitar la propagación y los elementos necesarios para poder contenerlo.

La acción-reacción del efecto COVID-19 repercute en los factores laborales y económicos, dando lugar al cierre de empresas, reducciones de plantilla, reestructuración de puestos de trabajo... Estas consecuencias, sustituirán funciones y adquirirán nuevas competencias a nivel organizativo y de aprendizaje de nuevos conocimientos a nivel de prevención de riesgos laborales.

Lo que queda bastante claro, es que toda la actividad productiva deberá reinventarse e innovar. Muchas veces siguiendo unos criterios generales, que deberán ser la base para desarrollar los criterios más concretos y específicos para cada área. Serán los activos productivos los que lleven a cabo esta adaptación; al principio basadas en las medidas generales y el sentido común, y posteriormente, dando lugar a la planificación preventiva especifica definitiva.

Esto puede generar un peligro, porque si dejamos a la libre consideración la adopción de las medidas a adoptar, puede haber empresas que tanto por recursos humanos o económicos como por preparación, estén mas adaptadas que otras y puedan subir las exigencias más de lo debido en el ámbito de la prevención del COVID-19.

Entre las medidas a adoptar, hay una que destaca como consecuencia de dos aspectos claves: el sanitario y el económico. 

La decisión de reducir y prescindir el personal, tendrá el efecto de la “revalorización de los puestos de trabajo”, adquiriendo nuevos conocimientos exigibles para el puesto de trabajo y que deben recogerse en las evaluaciones de riesgo específicas de cada puesto. Hay que tener en cuenta factores que no teníamos presentes antes. 

Los trabajadores cubrirán nuevos puestos y funciones de trabajo, adquiriendo esas nuevas competencias correspondientes al puesto, y por lo tanto como consecuencia la aparición de nuevos riesgos laborales. Es un efecto en cadena ya que, al aparecer nuevos riesgos, dará lugar a una modificación de los planteamientos que deberán volver a analizarse y elaborar nuevos planes de prevención.

La planificación preventiva deberá volver a realizarse y detallarse, introduciendo nuevas medidas destinadas a prevenir no solo a los trabajadores, sino al personal ajeno como son clientes, proveedores y otro tipo de personal externo a la empresa.

Entre las medidas más comunes de prevención que nos vamos a encontrar frente al efecto COVID-19 tendremos el uso de guantes en puestos de trabajo donde antes no era obligatorio, la desinfección por medio de líquido hidroalcohólico a nivel de protección individual y medidas de protección colectiva como son la instalación de mamparasA parte, empresas con alto volumen y poder adquisitivo podrán incorporar y adquirir de forma unilateral sistemas de detección y diagnóstico rápido mediante test.


Prevención de riesgos laborales tras el efecto COVID-19

Con todo, la cosa no queda ahí, ya que no solo aparecerán riesgos nuevos asociados a los puestos o centros de trabajo, sino que externamente, en las funciones adquiridas debido a las circunstancias obligadas como medida del coronavirus, observaremos que el teletrabajo (modelo recomendado), presenta riesgos antes no detectados. 

Los riesgos vienen relacionados con la falta de adaptación del entorno de casa a las funciones a desarrollar, equiparándolas a las que llevaríamos a cabo en nuestra oficina:

• Ergonómico: Por la forma de adaptación del mobiliario a las tareas a desarrollar y al tiempo que se va a dedicar.
• Organizativos y psicosociales: Falta de recursos en el hogar, falta de relación personal con otros compañeros, falta de organización y ambiente laboral o falta de preparación diaria.
• Emocionales: el miedo al contagio en determinados puesto de trabajo, como son los trabajadores con puestos esenciales que están en primera línea con posibles transmisiones de virus, puede conllevar una tensión, que de lugar a un agotamiento mental y pudiera provocar déficits de atención que puedan desembocar en errores graves tanto para el mismo como para su trabajo.

Todo lo comentado conllevará una formación extra del trabajador, pero serán cuestiones poco técnicas y más psicológicas de adaptación a una nueva realidad y condiciones laborales. Adquirir mayores nociones de comunicación y mejor autocontrol y gestión de nuestras emociones. El manejo de la inteligencia emocional será muy importante y pasará a ser una pieza clave en la formación para cada puesto de trabajo.


DEJA UN COMENTARIO

  Acepto la política de privacidad
AUTOR
Autor del blog SAME - Mejorando el espacio

Somos una empresa formada por profesionales y especialistas en trabajos verticales, comprometidos con el trabajo bien hecho y el amor por los detalles.

Desarrollamos trabajo de albañilería, soldadura, fontanería, mantenimiento, reparación y pintura, principalmente sobre edificios, naves o casas particulares.

SÍGUENOS
La seguridad nuestra mayor preocupación
Protección de altura