Presupuesto
Sistemas anticaídas para trabajos en altura

Sistemas anticaídas para trabajos en altura

Los sistemas anticaídas, como su nombre indica, tienen como objetivo conseguir frenar y parar la caída del trabajador o usuario que la ha sufrido. Pero, ¿qué premisas deben cumplir para que un sistema anticaídas sea eficaz?

+ Que la distancia vertical que recorre el cuerpo de la persona que cae, sea la mínima, frenando la caída de la forma que perjudique al trabajador lo menos posible.

+ Mantener al usuario o al trabajador suspendido después de producirse la caída, sin que el caído tenga o sufra algún daño, más allá del producido por la parada está relacionada con la acción del anticaídas, que debe ser la mínima posible.

Hay muchos anticaídas en el mercado, donde una amplia gama de equipos que se destinan a frenar la caída, pero es importante considerar que estos equipos por sí solos, no garantizan una protección eficaz al producirse una caída en altura.

Es por ello que depende de más factores complementarios para el éxito de la función del sistema anticaídas. Todos los equipos que se nos ofertan tienen unas características individuales con sus limitaciones y condiciones de uso.

En los sistemas anticaídas que se usen para proteger al usuario de una posible caída en altura es muy importante que sean compatibles entre sí para que sean eficaces y seguros.

Cuando seleccionamos los sistemas anticaídas debemos tener en cuenta varios puntos que dependan que el equipo sea el indicado para protegernos:

+ Diseño del sistema anticaídas.
+ Como se va a comportar en caso el sistema anticaídas en caso de que se produzca una caída.
+ Las distancias libres de caída y obstáculos que puedan ser posibilidades de impacto.
+ Que el equipo anticaídas sea acorde a la función o trabajo que se va a realizar, ofreciendo al trabajador libertad de movimientos.
+ Qué puntos de anclaje tenemos y en qué condiciones están para que sean efectivos.

El sistema anticaídas se forma para la unión de distintos componentes entre sí. Cada componente debe estar homologado y certificado (Certificado CE y bajo la normativa normalizadora que le corresponda), embalado y con un manual de usuario.


ARNÉS ANTICAÍDAS

Es el elemento que compone un sistema anticaídas que tiene como función la sujeción y presión del cuerpo, formador por bandas textiles sobre los hombros, pelvis y piernas, puntos de anclajes (dorsal y ventral) y hebillas de cierre.

El objetivo de los arneses anticaídas es el de sostener el cuerpo durante una caída y tras la producción de ésta.

El diseño del arnés anticaídas depende de:

• El conjunto de bandas textiles absorbe el esfuerzo de la parada de una caída y aplique el mismo en las zonas del cuerpo que sean más resistentes (hombro y pelvis).
• El punto de anclaje marcado con una “A” mayúscula debe tener una resistencia de 12kN, ya sea ubicado en el dorso como en el vientre.
• Al producirse una caída, la inclinación máxima en la que debe quedar el cuerpo de la persona afectada debe ser de 50° respecto de la vertical.
• Las bandas textiles deben estar fabricadas en poliamida o poliéster.
• Las costuras de seguridad son las zonas donde se unen las bandas textiles entre sí o con otros elementos del arnés anticaídas y las podemos diferenciar con hilos de color diferentes al de las bandas textiles.
• Los puntos de anclaje son argollas metálicas en forma de D (Aluminio o plástico endurecido en caso de arneses dieléctricos) que suele ser de acero. También puede ser textil constituyéndose mediante la unión de dos gazas textiles por medio de un conector o mosquetón.
• Hay arneses anticaídas que pueden ser destinados a usos más específicos que solo el de evitar la caída como pueden ser: posicionamiento, suspensión, rescate y confinados. De ello depende de los elementos de enganche adicionales que son destinados a otros usos que el del punto de anclaje. El usuario debe ser capaz de identificar y saber su uso indicado.

Todo usuario de un arnés anticaídas debe saber previamente como es su colocación y ajuste al cuerpo y por lo tanto debe ser formado en un curso para trabajos en altura. La fijación al cuerpo se consigue mediante elementos de ajuste para las bandas textiles evitando que se afloje durante su uso.



ANTICAÍDAS DESLIZANTE

Sistemas anticaídas para trabajos en altura

El dispositivo anticaída deslizante es un sistema de bloqueo automático que actúa sobre una cuerda que le sirve de guía y reacciona al producirse un cambio brusco de velocidad y carga provocado por una caída.

La cuerda, como hemos dicho, es la guía por la que se desplaza el dispositivo anticaída deslizante, acompañando al usuario sin que éste deba intervenir para que se desplace por la cuerda.

Los dispositivos anticaídas deslizantes pueden conectarse al arnés anticaídas directamente por medio de un conector que pueden ser parte del anticaídas deslizante o separado.

La línea de anclaje será la cuerda semiestática que debe adaptarse a los diámetros que admita el dispositivo anticaída deslizante. Cada anticaídas deslizante admite un rango de diámetros y la cuerda para la que se desliza debe estar dentro de lo admitido.

En caso de que el diámetro sea superior o inferior al que admita el anticaídas deslizante puede hacer que no sea efectivo en caso de caída, teniendo consecuencias desastrosas para el usuario en caso de que se produzca, ya que puede soltarse de la cuerda o no bloquear eficientemente, no frenando la caída en la distancia apropiada o indicada.



ANTICAÍDAS RETRÁCTIL

Sistemas anticaídas para trabajos en altura

Es un dispositivo anticaída que posee un mecanismo de bloqueo automático en caso de producirse una caída. Este tipo de sistemas tiene una función de tensión y retroceso que se recoge de forma automática en el momento en el que el sistema no se esté utilizando.

Los anticaídas rectráctiles pueden tener incorporado un sistema de absorción de energía.

Su composición es:

CÁRTER: es un tambor donde se aloja y enrolla el elemento de amarre. Posee un mecanismo de tensión y recogida automática cuando no esté en funcionamiento. En caso de producirse una caída y un aumento de velocidad como consecuencia, se acciona un mecanismo de frenado que frena el desenrollamiento. El ángulo de acción y desplazamiento es máximo 40° desde el eje.

ELEMENTO DE AMARRE: cable metálico o banda textil de diferentes longitudes.

CONECTOR: debe ser pivotante 360° para ofrecer libertad de movimiento y será la conexión con el arnés anticaídas.

No todos los anticaídas rectráctiles tienen los mismos usos:

• Según el factor de caída para el que están diseñado.
• Condiciones de trabajo (ATEX, humedad ...).
• Distancias libres de caída.
• Según el material del elemento de amarre (textil, acero, aluminio ...).
• Si se trabaja cerca de aristas vivas.



EL ABSORBEDOR DE ENERGÍA

Sistemas anticaídas para trabajos en altura

El absorbedor de energía es un elemento constituido por una cinta textil plegada, embutida en una carcasa de plástico con dos gazas que sirven para la conexión de los mosquetones con el arnés anticaídas y el elemento anticaídas.

La función del absorbedor de energía en la de disipar la fuerza que genera la caída del usuario por medio de la rotura de los hilos que unen las bandas plegadas.

La longitud de apertura total de la banda textil no debe ser superior a los 2 metros.

En ocasiones el absorbedor de energía suele formar un conjunto y por lo tanto el elemento se formará con la suma de éste y un sistema de amarre que puede ser de cuerda o banda textil. La conexión del absorbedor de energía con el dispositivo de anclaje y el arnés anticaídas se hace mediante los mosquetones que formen parte del conjunto del elemento o independiente.



EL MOSQUETÓN

Sistemas anticaídas para trabajos en altura

El mosquetón o conector es un elemento metálico que como su nombre indica, sirve para conectar entre sí las diferentes componentes de un sistema anticaídas y el arnés anticaídas.

Los mosquetones varían según sus características:
• FORMA: HMS, simétricos, asimétricos ...
• ABERTURA: Según el grado o los mm que permita abrir la virola.
• MATERIAL: Acero o aluminio.
• CIERRE: Rosca o automático.

El mercado nos ofrece una amplia gama de soluciones, pero debemos elegir la adecuada conforme al entorno de trabajo, tipo y frecuencia del mismo a desarrollar y las alturas con las que contamos. El asesoramiento previo y la elección efectiva es clave para la efectividad del sistema anticaídas y por lo tanto la seguridad y salud del usuario.



        

DEJA UN COMENTARIO

  Acepto la política de privacidad
AUTOR
Autor del blog SAME - Mejorando el espacio

Somos una empresa formada por profesionales y especialistas en trabajos verticales, comprometidos con el trabajo bien hecho y el amor por los detalles.

Desarrollamos trabajo de albañilería, soldadura, fontanería, mantenimiento, reparación y pintura, principalmente sobre edificios, naves o casas particulares.

SÍGUENOS
La seguridad nuestra mayor preocupación
Protección de altura