Presupuesto
Técnicas de trabajos en altura

Tipos de técnicas de trabajos en altura

Son muchas las circunstancias laborales en los que nos encontramos situaciones donde hay riesgos de caída a distinto nivel o altura, por lo tanto, podemos decir que estamos desarrollando un trabajo en altura. Pero no todos los trabajos en altura son iguales ni requieren los mismos procedimientos de actuación.

Esta diferenciación se hace conforme a la magnitud del riesgo, el tipo de estructura sobre la que se va actuar y el tipo de trabajo que se va a realizar. Se deberá de elegir un determinado material y diferentes técnicas de acceso y actuación en base a la intervención que se vaya a realizar.

TIPOS TECNICAS DE TRABAJO EN ALTURA:

Podemos diferenciar las técnicas de trabajo en cinco grandes grupos:

Técnicas de trabajos en altura

Procedimiento de retención: es toda aquella técnica que impide al trabajador llegar o acceder al área critica de trabajo o que presenta mayor riesgo de caída. El objetivo es limitar o impedir el acceso a esa zona por medio de una limitación de la longitud del sistema anticaídas o punto de anclaje conectado al arnés de seguridad del usuario.

Procedimiento de posicionamiento: son técnicas comunes en trabajos en altura que necesitan cierta estabilidad o precisión en la acción o trabajos de poda. El operario trabaja en suspensión o con los pies apoyados en el poste, estructura o escalera, con un dispositivo de posicionamiento trabajando en tensión que está conectado a las hebillas en forma de “D” situados en las zonas laterales del cinturón del arnés anticaídas. El dispositivo de posicionamiento es regulable para poder crear mayor o menor tensión conforme a la necesidad del usuario. Siempre debe trabajarse de forma independiente respecto a lo que es el punto de anclaje y el punto de posicionamiento, nunca deben ser el mismo.

Técnicas de trabajo en altura

Procedimiento anticaída: es todo aquel proceso o técnica en la que se prevé ya que puede producirse una caída, ya sea por circunstancias muy peligrosas del trabajo, ya sea por evaluar una cierta debilidad en la estructura donde se va a trabajar y desarrollar el trabajo en altura. En este caso, el sistema anticaídas está diseñado para reducir la fuerza que se genera durante el desplazamiento que haya durante el tiempo de caída.

El sistema anticaídas debe incorporar un elemento que proporcione una función de parada progresiva, siendo éste un absorbedor de energía.

Procedimiento de trabajos verticales: es aquel procedimiento desarrollado por el usuario, en el cual se produce un acceso a la zona de acción mediante cuerdas, es decir, en suspensión. Los sistemas de trabajos verticales se componen de dos líneas: La de trabajo, que permite el desplazamiento sobre la misma mediante ascensores y descensores, y la de seguridad, donde el dispositivo anticaídas actuará de forma subsidiaria activándose en caso de producirse una caída.

Técnicas de trabajos en altura

Procedimiento de rescate: en este proceso ya se ha producido una caída de un trabajador y por lo tanto constituye una técnica de protección de personas mediante la cual, tanto la persona accidentada misma o un tercero, permite evacuar al personal de la zona de trabajo en la cual se ha producido la caída a distinto nivel. El sistema de rescate garantiza la protección de una caída tanto del rescatador como del accidentado que será evacuado, permitiendo a su vez la evacuación a una zona segura por medio de técnicas de ascenso y descenso. Siempre que se desarrolle un trabajo en altura (Engloba todos los procedimientos detallados) deberá establecerse y asegurarse el conocimiento por todas las personas que vayan a desarrollar el salvamento, en el momento previo a la realización del trabajo en altura, un sistema de rescate y procedimiento correspondiente.



CONCEPTOS ESENCIALES AL DESARROLLAR UN PROCEDIMIENTO ANTICAÍDA

Es importante tener muy claro cuándo se va a desarrollar un procedimiento anticaídas, es que debemos de tener en cuenta algunos puntos importantes que harán que se cumpla el objetivo de no impactar y por lo tanto quedar en una posición de suspensión, ya sea en estado consciente o no, permitiendo que pueda desarrollar el rescate sin lesiones provocadas por algún choque que haya producido la caída:

• La cuerda del absorbedor de energía nunca debe de superar los dos metros en esta longitud de dos metros deben de considerarse incluidas las longitudes de los mosquetones que lo componen.

• Reducir al mínimo la altura libre de caída.

• Asegurarse de un espacio libre de caída suficiente. No debe de haber obstáculos durante la trayectoria de la caída que puedan provocar un impacto en el trabajador accidentado.

• Calcular la altura libre de caída por debajo del punto de anclaje. Esta acción tiene un objetivo, que es que el trabajador no impacte con el suelo en caso de producirse una caída. Para ello tendremos en cuenta:
   o Altura libre de caída (A): Longitud de la cuerda.
   o Extensión del absorbedor de energía (B): Longitud que se pueda desplegar en la caída.
   o Distancia entre el arnés y los pies del usuario (C): punto de anclaje del arnés de seguridad y todo el cuerpo del usuario.
   o Distancia de seguridad (D): Siempre debe ser de un metro libre bajo los pies del usuario tras producirse una caída.

• Tener claro y preestablecido un procedimiento de autorrescate o rescate del usuario accidentado por medio de un equipo de trabajos verticales y formación adecuada, con el fin de llevar a cabo una acción de auxilio lo mas rápida y eficaz posible con el fin de minimizar los efectos de la suspensión inerte que se genera tras la caída, más conocido como “síndrome del arnés”.



LOS TRABAJOS EN SUPERFICIES INCLINADAS

Técnicas de trabajo en altura

Muchos de los trabajo en altura se desarrollan en tejados o superficies inclinadas. En estos casos, los riesgos de que se produzcan resbalones o el hundimiento de la superficie o estructura sobre la que se transita, pueden producir una caída desde el tejado.

Por medio de una combinación de técnicas anticaídas y de posicionamiento, se logrará la solución más adecuada según la actividad y el tipo de estructura donde actuemos:

• Anclaje en tejados: podemos generar un sistema anticaídas en tejados mediante líneas de anclaje horizontales (temporales o permanentes) o puntos de anclaje adicionales. Lo más usual es moverse mediante una cuerda conectada a un dispositivo anticaídas permitiendo al operario desplazarse y moverse libremente y que en caso de producirse una caída, se activa. Las posibilidades de producirse una caída se multiplican en los extremos o bordes, que es donde más posibilidad de que se produzca. Si el punto de anclaje está lo mas cerca al borde posible, en caso de producirse una caída, puede dar lugar al efecto péndulo que se contrarresta con anclajes de desviación o con cuerda adicional a puntos de anclaje que están ubicados a una distancia más alejada al borde.

• Trabajo mediante retráctiles: el uso de un anticaídas retráctil como elementos anticaídas durante los trabajos en un tejado o cubierta inclinada permite una libertad de movimiento. El anticaídas retráctil deberá estar provisto de absorbedor de energía entre el cable o la cinta del elemento y el arnés anticaídas del trabajador. Además, el anticaídas retráctil tendrá que estar certificado contra caídas que se produzcan en los bordes y donde haya un roce de aristas vivas, evitando que esa fricción rompa el cable o cinta.

• Trabajo mediante cuerda y posicionador: durante el trabajo en planos inclinados también es posible trabajar por medio de cuerdas con posicionamiento ajustable. Es importante destacar que la cuerda de posicionamiento no cumple una función anticaída, sólo que trabajará como procedimiento a retención, es decir, impidiendo que el trabajador llegue a la zona de peligro de caída que son los bordes del tejado. En caso de que hubiese peligro de caída mediante hundimiento de la estructura o por trabajar muy cerca del borde, es necesario incorporar al sistema anticaídas, algún elemento anticaída que frene y amortigüe la caída.



        

DEJA UN COMENTARIO

  Acepto la política de privacidad
AUTOR
Autor del blog SAME - Mejorando el espacio

Somos una empresa formada por profesionales y especialistas en trabajos verticales, comprometidos con el trabajo bien hecho y el amor por los detalles.

Desarrollamos trabajo de albañilería, soldadura, fontanería, mantenimiento, reparación y pintura, principalmente sobre edificios, naves o casas particulares.

SÍGUENOS
La seguridad nuestra mayor preocupación
Protección de altura